viernes, 16 de noviembre de 2012

Econonuestra: Los Sindicatos

Os dejo el enlace del último Eocnonuestra. A mis amigos sindicalistas os pediría que oigáis no sólo lo que digo sino por qué lo digo.


martes, 13 de noviembre de 2012

Son las Matemáticas estúpido

Cuando en una tribuna se dicen verdades, sólo queda enlazarlas y pedir que la ciudadanía tome conciencia. El artículo es de Luis Garicano y podéis leerlo completo aquí. Pero si no tenéis tiempo, por favor, no dejéis de leer los dos párrafos finales que a continuación reproducimos:

"Es sorprendente en este sentido que los españoles acepten sin rechistar la estafa que supone la enseñanza secundaria y universitaria que se imparte en demasiados lugares en España, plagada de profesores que imaginan que enseñar consiste en sentarse en una silla a dictar apuntes (¿no conocerán quizás la moderna invención de la fotocopiadora, la impresora, y el correo electrónico?). El debate sobre enseñanza se centra siempre, en cada uno de los interminables procesos de “reforma” en si clase de religión sí o clase no; y si formación del espíritu nacional español, o mejor espíritu nacional catalán o cántabro. Y podemos estar seguros de que los padres protestarán contra cualquier incidente con la comida, que se echarán a la calle ante cualquier subida de tasas, o fallo en la limpieza de las clases.

Pero estamos por escuchar la primera protesta porque a los niños no se les exige suficiente, porque las clases son demasiado blandas, rutinarias, y memorísticas. Estamos por escuchar la primera protesta porque los chicos salen del colegio, con 16 o con 18 años, sin haber adquirido los tres fundamentos claves necesarios para salir adelante en la economía de conocimiento: un nivel avanzado de confianza en el uso de las matemáticas y la estadística; una capacidad elevada para escribir un argumento, no solo correcto gramaticalmente, sino razonado con claridad y convicción; y un nivel avanzado de inglés. No nos engañemos, sin haber adquirido estos tres fundamentos básicos para participar en la economía del conocimiento, es como si los niños no hubieran pisado la escuela desde los 14 años. Y conseguir esta prioridad requiere no solo que los padres se involucren mucho más y que los colegios exijan mucho más, sino también que el modelo educativo cambie, y que exijamos a los Gobiernos, del signo que sea, que sacrifiquen primero el gasto en cualquiera de los otros dos pilares del Estado de bienestar, sanidad y pensiones, si es estrictamente necesario, pero que mantengan por encima de todo la inversión en capital humano, en educación, absolutamente necesaria para asegurar el futuro del país."

Econonuestra

Vídeo del programa Econonuestra del 6 de Noviembre:

miércoles, 7 de noviembre de 2012

¿Hay algo bueno?


Mi amigo Pedro me dice que no ha conseguido leer aún en este blog ninguna entrada que se refiera a algún aspecto positivo de la universidad. Y lleva razón, entre otras cosas porque no era nuestro objetivo ensalzar lo bueno, sino denunciar la deriva que está llevando a nuestra universidad en particular, y al sistema educativo en general, al desastre. Pero como Pedro insiste y me pregunta si es que no hay nada bueno en nuestra institución, recojo el guante y le contesto, públicamente, que por supuesto que sí.