sábado, 22 de septiembre de 2012

Deflación Privada

Os dejo el artículo publicado en el Diario Sur con motivo del Barómetro Económico de la Provincia.


Texto Completo:


Hoy hemos conocido el Barómetro Económico de la Provincia de Málaga correspondiente al segundo trimestre de 2012. El cuadro económico que nos presenta responde a un escenario típico de deflación privada agravado por la austeridad pública, tanto en sus buenas noticias como en las malas.

Comenzando por estas últimas, destacan la reducción en la concesión de créditos, debido al desapalancamiento de las empresas, consumidores y entidades financieras, así como destrucción de empresas y la consiguiente e inevitable subida del paro. Además, esta dinámica negativa se ve reforzada por la reducción de la licitación pública, en contra de lo que la teoría keynesiana recetaría para una economía en recesión. Todos estos datos no son más que el resultado cuantitativo del desplome del indicador  que recoge la confianza empresarial.

En cuanto a las escasas buenas noticias, el barómetro nos certifica el aumento de las exportaciones y la reducción de las importaciones, lo que hace que nuestra balanza comercial sea positiva. Pero ¡ojo!, el crecimiento de las exportaciones se basa fundamentalmente en el sector turístico que ha compensado la disminución del turismo interior con el aumento de turistas extranjeros y no olvidemos que este repunte puede deberse a problemas de nuestros competidores, las revueltas árabes, más que a un incremento de nuestra competitividad. La segunda noticia positiva es el incremento de las viviendas visadas, aunque este incremento habría que ponerlo en cuarentena, pues las estadísticas del Colegio de Arquitectos reflejan todo lo contrario.

Hasta aquí los datos y ¿qué podemos deducir de ellos? La situación de la economía malagueña se encuentra en un proceso deflacionario de libro, donde el sector público ha abandonado su misión compensatoria de la atonía privada. Los gobiernos de todas nuestras administraciones han confundido las reformas con los recortes, de manera que el resultado de los mismos ha sido una disminución de la actividad económica sin que se haya generado la “destrucción creativa” de la que hablaba Shumpeter y que sólo se producirá si se realizan las reformas que poden lo improductivo e incentiven la competitividad.

Resulta enternecedor releer el Barómetro del año 2010 donde literalmente se decía “Málaga saldrá de la crisis económica en la primavera y en el verano de 2011 gracias a los servicios y el turismo”. Y es que no podemos analizar la economía desde los fríos datos, sin estudiar que hay detrás de ellos. Ahora necesitamos que el gobierno reforme, que el BCE apoye y que los agentes económicos nos pongamos a trabajar para que la ansiada recuperación se produzca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada